La suerte del bufón

El esperado desenlace de la trilogía de El profeta blanco, de la escritora Robin Hobb.

El cuento de la criada.

Novela de ciencia ficción que presenta una distopía en la que la mujer ha perdido todo signo de libertad e independencia.

Locke and Key

Reseña de "Locke and Key", novela gráfica de terror escrita por Joe Hill e ilustrada por Gabriel Rodríguez.

Críticas de series.

Repaso a las series vistas en los últimos meses: American Gods, Arrow, Once Upon A Time, Supergirl, The Big Bang Theory, The Flash, The Handmaid's Tale y The Last Kingdom.

Doctor Who

Impresiones sobre la serie de ciencia ficción, desde su etapa clásica.

1/7/14

Juego de Tronos #2



  De todo Desembarco del Rey, 
  el único lugar que a Arya le 
  gustaba era su dormitorio, 
  y lo mejor de este era la puerta, 
  una plancha enorme de roble 
  oscuro con tirante de hierro negro. 
  Cuando cerraba aquella puerta 
  y bajaba la tranca, nadie podía 
  entrar, ni la septa Mordane, 
  ni Tom el Gordo, 
  ni Sansa,  ni Jory, 
  ni el Perro, 
  ¡nadie! 
  La cerró.


Juego de Tronos 
pág. 215

Ilustración de Arya Stark,
por Enrique Corominas

25/6/14

El beso más pequeño #1

El problema es que mi cabeza no está nunca despejada.
Mi cerebro es  una casa de campo para demonios. Vienen a menudo y cada vez son más numerosos. Se preparan aperitivos con el licor de mis angustias. Se sirven de mi estrés porque saben que lo necesito para avanzar. Todo depende de la dosis. Demasiado estrés y mi cuerpo explota. Demasiado poco, y me paralizo.
Pero el demonio más violento soy yo mismo.

El beso más pequeño
Mathias Malzieu

30/5/14

Juego de Tronos #1



- Ese niño, si sobrevive, será un lisiado. Peor que un lisiado. Un ser grotesco. Prefiero mil veces una muerte limpia.
- Manifiesto mi más profundo desacuerdo, en nombre de todos los seres grotescos del mundo - dijo Tyrion encogiéndose de hombros, gesto que acentuó su deformidad-. ¡La muerte es tan... definitiva! Mientras que la vida está llena de posibilidades.
- Eres un gnomo perverso. - Jaime sonrió.
- Desde luego -admitió Tyrion-.













Juego de Tronos 
pág. 96

Ilustración de Tyrion Lannister,
por Enrique Corominas

21/3/14

Los Guardianes del Oeste #1


- ¿Has venido de visita o sólo para fastidiarme?
- Vi humo en tu chimenea y vine a averiguar si había alguien o si la basura se había encendido de forma espontánea.

Misión sabía que Belgarath y Beldin se tenían verdadero aprecio y que las discusiones que entablaban eran una de sus formas favoritas de entretenerse, de modo que continuó con su tarea mientras los escuchaba.

- ¿Quieres una jarra de cerveza? - preguntó Belgarath.
- Si tú la fabricaste, no - respondió el otro con tono grosero-. Cualquiera pensaría que un hombre que bebe tanta cerveza como tú, ya habría aprendido a hacerla decentemente.
- La última vez no estuvo tan mal - protestó el hechicero.
- He bebido agua estancada con mejor sabor.
- Deja de preocuparte. He cogido este barril de los gemelos.
- ¿Ellos lo saben?
- ¿Y eso qué importancia tiene? De cualquier forma, lo compartimos todo.

Beldin arqueó las pobladas cejas con expresión de asombro.

- Ellos comparten la comida y la bebida mientras tú compartes la sed y el hambre. Supono que es un buen sistema.
- Por supuesto que sí - dijo Belgarath algo ofendido y se volvió hacia Misión-.
- ¿Es necesario que sigas haciendo eso?

El niño alzó la vista de las baldosas que estaba limpaindo afanosamente.
- ¿Te molesta? - preguntó.
- Por supuesto que sí. ¿no sabes que es de muy mala educación trabajar mientras yo descanso?

Los Guardianes del Oeste 
Crónicas de Mallorea I

David Eddings

8/2/14

El día de los platillos volantes, de Neil Gaiman


Aquel día aterrizaron los platillos. Cientos de ellos, dorados,
Silenciosos, bajaron del cielo como inmensos copos de nieve,
y los terrícolas salieron
         a contemplar su descenso,
Expectantes, ansiosos por saber lo que nos esperaba
          en su interior
Y sin saber si seguiríamos aquí mañana
Pero tú ni siquiera te diste cuenta porque
 
Aquel día, el día que llegaron los platillos volantes,
          fue a coincidir
Con el día en que las tumbas liberaron a sus muertos
Y los zombis levantaron la mullida tierra
O salieron disparados, tambaleándose y con los ojos
          mortecinos, imparables,
Se acercaron a nosotros, los vivos, que gritamos y salimos
             corriendo,
Pero tú no te diste cuenta porque
 
El día de os platillos, que fue el día de los zombis, fue

también el Ragnarok, y en las pantallas de los televisores vimos
Un barco construido con uñas de hombres muertos,
          una serpiente un lobo, 
Tan grandes que la mente humana no alcanza a concebirlos,
          y el cámara no pudo
alejarse lo suficiente, y entonces aparecieron los Dioses
Pero tú no los viste venir porque

El día de los platillos-zombis-dioses de la guerra
          las compuertas se rompieron
Y fuimos arrollados por genios y duendes
Que nos tentaban con deseos y prodigios y eternidades
Y encanto y sabiduría y corazones
          fieles y valerosos y calderos de oro
Mientras los gigantes arrasaban la tierra
          a su paso, junto con las abejas asesinas,
Pero tú no te enteraste de nada de esto porque
 
Aquel día, el día de los platillos el día de los zombis
El día del Ragnarok y las hadas, el
          día en que se desataron los fuertes vientos
Y las nevadas, y las ciudades se volvieron de cristal, el día
En que murieron todas las plantas, se disolvieron
          los plásticos, el día
En que los ordenadores se encendieron con un mensaje
          en sus pantallas que nos exhortaba a obedecer, el día
En que los ángeles, borrachos y confusos, salieron de los bares

          con paso vacilante,
Y tocaron todas las campanas de Londres, el día
En que los animales comenzaron a hablarnos en asirio,
          el día del Yeti,
El día de las capas al viento y de la llegada de
          la Máquina del Tiempo,
Tú no te enteraste de nada porque
estabas sentada en tu habitación, sin hacer nada
ni leer siquiera, tan sólo
mirabas el teléfono,
preguntándote si yo volvería a llamarte.


Poema incluido en Objetos Frágiles.

31/8/13

El brillo de las luciérnagas #1


No existe criatura más fascinante que aquella que es capaz de crear luz por sí misma.

El brillo de las luciérnagas 
Paul Pen

22/7/13

Las naves de la locura #1


La mitad de las cosas malas de este mundo ocurren porque la gente decente se queda al margen sin hacer nada. 

Robin Hobb

9/7/13

Todo lo que podríamos haber sido tú y yo... #1


Siempre he pensado que los sueños son anuncios; algunos largos como publirreportajes, otros cortos como trailers, y otros minúsculos teasers. Y todos hablan sobre nuestros deseos, sin embargo no los entendemos porque es como si los rodara David Lynch. 

Todo lo que podríamos haber sido tú 
y yo si no hubiéramos sido tú y yo 
Albert Espinosa

11/6/13

El retorno del rey #1


- ¿A qué teméis, señora? -le preguntó Aragorn.
- A una jaula. A vivir encerrada detrás de los barrotes, hasta que la costumbre y la vejez acepten el cautiverio; y la posibilidad y aún el deseo de llevar a cabo grandes hazañas se hayan perdido para siempre. 

El retorno del rey. 
JRR Tolkien

26/5/13

La Luz del Orbe #1


Lo más fácil del mundo es juzgar las cosas por sus apariencias pero suele ser un mal sistema.

La Luz del Orbe
David Eddings

28/4/13

La Senda de la Profecía #1


Como bien saben los hombres los marangs no existen ya y el espíritu de Mara llora solitario en la espesura y gime entre las ruinas de Maragor cubiertas por el musgo.

Pero también, como todos los hombres conocen, las colinas y los ríos de Maragor están cargados de buen oro amarillo. Este oro como es natural, fue la causa de la destrucción de los marangs.

Cuando un determinado reino vecino se enteró de la existencia del oro, la tentación resultó demasiado grande y el resultado, como sucede siempre que hay un litigio entre reinos por cuestiones relacionadas con el oro, fue la guerra.

El pretexto para ésta fue el hecho lamentable de que los marangs eran caníbales. Pero, aunque tal costumbre repugna al hombre civilizado, no les habría sido tenida en cuenta de no haber existido oro en Maragor. 
La senda de la profecía 
Cronicas de  Belgarath I
David Eddings

15/4/13

Siempre #1

Finalmente, nadie se decidió
y nadie llamó
y nadie saltó
y nadie abrió
y nadie se quedó en pie
y nadie entró
y nadie dijo: bienvenido
y nadie contestó: por fin

Siempre
Maggie Stiefvater

5/4/13

La noche de la tempestad #2


Yo quiero ver antes de dudar - me dijo-. Y si llego a dudar, quiero pruebas y cuando todo quede probado se acabó todo. Tanto los celos, como el amor.

La Noche de la Tempestad
César Vidal

20/3/13

Del amor y otros demonios #2



Ningún loco está loco si uno se conforma con sus razones.

Gabriel García Márquez

7/3/13

La Noche de la tempestad #1


Pero aunque sea como decís, no debéis pasar por alto que el perdón, muchas veces, tiene efectos similares a los de arrancar los clavos fijados en una puerta. Los trozos de metal se quitan ciertamente, pero las huellas... Ah, las huellas persisten en la madera. Cada agujero, cada grieta, cada arañazo que haya podido causar las puntas afiladas persistirán hasta el fin de los tiempos. 

La Noche de la Tempestad
César Vidal

21/2/13

R y Julie #2


- ¿Qué es el futuro? Puedo ver el pasado y el presente, pero, ¿Qué es el futuro?
- Bueno... supongo que esa es la parte difícil. El pasado está compuesto de hechos e historias... supongo que el futuro es solo esperanza.
R y Julie
Isaac Marion 

4/2/13

R y Julie #1


Me frustra y al mismo tiempo me fascina que nunca vayamos a poder saberlo con seguridad, que a pesar de todos los esfuerzos de historiadores y científicos y poetas, hay cosas que no sabremos nunca. Como sonaba la primera canción. Cómo fue ver la primera fotografía. Quién dio el primer beso, y si estuvo bien.
R y Julie
Isaac Marion 

5/10/12

Del amor y otros demonios #1


El marqués, agradecido con su suerte, se propuso enmendar el pasado y conquistar el corazón de la hija con la receta de felicidad aconsejada por Abrenuncio. 
Le consagró todo su tiempo. Trató de aprender a peinarla y a tejerle la trenza. Trató de enseñarla a ser blanca de ley, de restaurar para ella sus sueños fallidos de noble criollo, de quitarle el gusto del escabeche de iguana y el guiso de armadillo. 
Lo intentó casi todo, menos preguntarse si aquel era el modo de hacerla feliz.

Gabriel García Márquez 


20/9/12

El coronel no tiene quien le escriba #1


" - ¿Usted sueña con frecuencia?
  - A veces - respondió el coronel, avergonzado de haber dormido -. Casi siempre sueño que me enredo en telarañas.
  - Yo tengo pesadillas todas las noches - dijo la mujer -. ahora se me ha dado por saber quién es la gente desconocida que uno se encuentra en los sueños. "

El coronel no tiene quien le escriba

Gabriel García Márquez

10/8/12

El hobbit #1



No hay nada como mirar, si queréis encontrar algo.
Cierto que casi siempre se encuentra algo, si no se mira,
pero no siempre es lo que uno busca.

El Hobbit - JRR Tolkien