Cruzando el bosque.

Novela gráfica, con guión y dibujo de Emily Carroll.

El cuento de la criada.

Novela de ciencia ficción que presenta una distopía en la que la mujer ha perdido todo signo de libertad e independencia.

Locke and Key

Reseña de "Locke and Key", novela gráfica de terror escrita por Joe Hill e ilustrada por Gabriel Rodríguez.

Críticas de series.

Repaso a las series vistas en los últimos meses: Narcos y The Fall.

Doctor Who

Impresiones sobre la serie de ciencia ficción, desde su etapa clásica.

24/3/17

La Dinastía del Diente de León II: El muro de las tormentas





El muro de las tormentas (The Wall of Storms)
Ken Liu (Traducción de Francisco Muñoz de Bustillo
La Dinastía del Diente de León #2 (The Dandelion Dynasty #2)
Alianza Editorial | Runas 
896 páginas  | 2017





Han pasado varios años tras el desenlace de La gracia de los reyes, donde se estableció la Dinastía del Diente de León tras la guerra con el crisantemo. Kuni Garu continúa su labor como emperador de Dara, intentando mejorar la vida de toda la población. La trama inicia con la realización del Gran Examen, en el que los estudiosos de todo el Imperio tendrán que demostrar mediante un ejercicio que realizaran durante varios días, sus conocimientos. Los mejores presentarán sus ideas ante el Emperador, quien les asignará un lugar donde jugaran un papel importante para el buen funcionamiento de la Dinastía. 



La corte ha cambiado con el nuevo emperador. No solo por sus ideales y por aquellos que le rodean (y le llevaron al poder) sino por la familia imperial. Será en el seno de la familia donde comiencen a moverse las piezas en el tablero, y es que una Dinastía no puede sustentarse sin herederos. Garu muestra ante su íntimo amigo Luan Zya sus dudas y medita sobre lo que debe hacer por el bien de Dara.

Mientras tanto, la emperatriz Jia (madre de Timu y Thera) y la consorte Risana (madre de Phyro) se centran en sus hijos y el futuro, pues mientras que Timu cuenta con el apoyo de los eruditos y su figura sería importante en tiempos de paz, Phyro cuenta con el apoyo del ejercito (recordemos que Risana permaneció junto a Kuni durante la guerra, donde forjó amistad con figuras importantes dentro del ejercito, como Gin Mazoti.), esencial en tiempos de belicismo.  Dejan fuera del tablero a Théra y Fara (hija de una tercera mujer, que falleció tras el parto), olvidando la sabiduría y mentalidad de Kuni


En El muro de las tormentas la narración se detiene en una cantidad mayor de personajes. Se vuelve más coral que la anterior. Y destaca por el protagonismo que tiene la mujer en la historia. Desde Jia y Risana; pasando por Gin Mazoti y su control para movilizar al ejercito para que la sigan en batalla; Théra, quien no quiere quedar relegada tras la figura de sus dos hermanos varones, y demuestra contar con las aptitudes de ambos hermanos; y Zomi Kidosu, alumna de Luan Zya que participa en el Gran Examen y está dispuesta a mostrar al emperador que en Dara aún existen injusticias y que la paz no podrá sostenerse mientras esta situación no cambie. 

Es interesante cómo la figura de las mujeres de la generación más joven tiene una mentalidad distinta. Tanto Théra como Zomi quieren salir de la sombra y demostrar que pueden ser más que jóvenes en edad casadera.  En el caso de Jia y Risana, aunque ambas poderosas, no dan lugar a la posibilidad de que Dara esté preparada para contar con un sucesor que no sea hombre. 


Esta parte de la historia está narrada en ocasiones de forma pausada. Sobretodo durante el tiempo en el que Zomi está siendo formada por su maestro. Aunque las conversaciones que ambos mantienen son interesantes y nos ayudan a conocer la filosofía y modo de vida del pueblo de Dara, es evidente que el avance de la historia se pausa. 


Cuando el cazador se acerca con el hacha afilada, ¿Queréis seguir jugando a ser el perro leal que espera la muerte o convertiros en un lobo y luchar ferozmente por vuestra supervivencia?


Alejándonos del palacio y sus intrigas, Ken Liu ofrece un mundo de gran riqueza para quienes gustan de la fantasía más clásica, donde los dioses pasan sus horas viendo el transcurso de la vida de los humanos, donde existen criaturas como las crubens y los garinafins. Los últimos son presentados por primera vez en este libro, donde conocemos un nuevo territorio y nueva sociedad, hasta la que hombre del antiguo emperador habían llegado años atrás. Aunque la historia de los lyucu comienza a narrarse en un momento donde la otra trama se pone interesante, conocer a este nuevo pueblo ha sido una experiencia inolvidable. Y es que el autor relata con todo lujo de detalles (como ya hiciera con Dara) la historia de este nuevo continente, con sus guerras y enfrentamientos, y unas costumbres muy distintas a las que existen en Dara.


El desarrollo de la trama tiene el ritmo adecuado. Es cierto que en ocasiones es previsible lo que va a suceder, pero esto no hace que la experiencia sea negativa. Por supuesto, también hay momentos para situaciones inesperadas, siendo el desenlace uno de esos momentos, al menos, para mí.  Sobre este final, debo mencionar que no es cerrado como el anterior (con la fundación de la Dinastía del Diente de León) y aunque se resuelven tramas protagonizadas por personajes que ya aparecían en la primera novela, la historia central de la novela queda abierta y tendremos que esperar al tercer libro para conocer cómo se resuelve y qué deparará el futuro a todos los personajes.



El universo inventado por Ken Liu se expande en esta novela. Las descripciones sobre el funcionamiento de maquinaria e incluso de los animales de su mitología son tan detalladas que tenía la sensación de conocer cómo es el vuelo de un garinafin. La importancia que tiene la figura de la mujer en la novela ha sido otro de los aspectos que más me ha gustado. Y por supuesto, Théra, grandísimo personaje.  Una novela que, incluso, supera la calidad del inicio de trilogía. 


Las multitudes son algo delicado. A veces es suficiente un solo ejemplo para que un rebaño de ovejas se convierta en una turba de lobos. 

Mil gracias a Runas por el ejemplar.

21/3/17

Estás sola, de Alexandra Oliva





Estás sola (The Last One)
Alexandra Oliva (Traducción de Gabriel Dols Gallardo
Plaza & Janés
362 páginas  | 2017






La escritora presenta un punto de partida interesante, pero del que podría haber sacado mucho más partido. Su idea principal era la de mostrar la cara oculta de los programas de telerrealidad, en concreto los ahora tan comunes programas de supervivencia, y en sí esta premisa no me llama especialmente la atención, porque siento que no voy a descubrir nada nuevo. Pero, la idea de que durante el programa tuviera lugar algo más grande a nivel mundial, tipo apocalípsis, fue lo que más llamó mi atención.  Me recordaba a la trama de la miniserie de Charlie Brooker sobre Gran Hermano y la horda de zombies en Dead Set

La idea de que está sucediendo algo ajeno al programa está sucediendo se desarrolla desde el primer momento. Con el rodaje del programa en marcha, la narración se centra en un editor del concurso, quien está eligiendo y cortando secuencias para el tercer episodio. En una conversación que mantiene él y el productor dejan claro cómo estas imágenes son tergiversadas para contar la historia que ellos quieren, y que los televidentes vean y sientan lo que ellos quieren que vean y sientan. Pero hay algo más, pues sabemos que en unos días ambos personajes van a morir. 




Conocemos a sus personajes tal y como lo haría alguien que está siguiendo el concurso. De tal manera que el narrador se dirige a ellos con el nombre de Rastreador, Zoo, Ranchero, Nena carpintera, Banquero, Médico negro, Camarera, Biología, Fuerza aérea, Animador... poco a poco iremos conociendo el nombre real de algunos de ellos, a través de la protagonista, Zoo, y de las historias que compartirá con ellos.

Uno de los puntos destacados de la novela es la narración. En unos capítulos la trama se detiene en contar qué sucede en el concurso desde el primer día, donde cada uno de los concursantes se conoce y comienzan a realizar las distintas pruebas para obtener recompensas y avanzar en el juego. Estos capítulos irán alternándose con los protagonizados por Zoo, quien se encuentra sola participando en el juego. Según avanza la primera trama iremos conociendo los motivos que la llevaron a quedarse sola y por cuanto tiempo lleva participando en el concurso. 



El libro consiguió atraparme. Las distintas pruebas con los participantes en el juego eran interesantes, aunque imagino que no serán nada nuevo para quien haya visto este tipo de programas. Lo más interesante era cuando Zoo se encontraba en solitario avanzando en el juego, con todos sus pensamientos sobre la vida que había dejado atrás por participar en la aventura, y también el recuerdo de los días compartiendo la experiencia con los otros participantes. 

Desgraciadamente, Zoo tarda muchísimo tiempo en abrir los ojos y ver la cantidad de señales que le mostraban que algo había sucedido. Algo grave. Me daban ganas de gritarle "¡no es un maniquí!". 
Y mientras yo sentía que llegaba al paraíso para vivir durante un tiempo alejada del peligro, ella pensaba en llegar a casa (porque al parecer esa era la prueba final del concurso, o era lo que ella había entendido, que tenían que llegar a casa, como la pequeña Dorothy). 




Alexandra Oliva no termina de explorar la trama apocalíptica. Hay muertos. Hay personas violentas que tratan de jugar sus cartas. Y hay supervivientes. Pero son pequeñas pinceladas que sirven de decorado a la historia que la escritora quería narrar.  

Para los amantes de estos programas, que continúan pensando que todo lo que sucede en ellos es la realidad, la verdad... lo mismo les sirve para descubrir que es un rodaje, que hay expertos que en todo momento están acompañándoles y enseñándoles como tienen que pescar, cazar, encender fuego... y que no están solos (salvo que suceda una catástrofe y todos comiencen a enfermar y morir), pues hay un montón de personas detrás de la cámara para que la gente en sus casas disfrute de la aventura. 





Gracias a Penguin Random House por el ejemplar. 

20/3/17

Legión - 1x04 "Episodio 4"



Temporada 1
05 | 06 | 07 | 08


La serie ya nos tiene acostumbrados a escenas que parecen no tener sentido, pero el inicio de este episodio se supera. Un presentador se dirige al público para hablar de violencia, historias infantiles y sus enseñanzas. 




David (Dan Stevens) continúa inconsciente después de ser sedado para acceder a sus recuerdos. El equipo trata de descubrir dónde se encuentra, sin obtener resultados en los recuerdos ni en el subconsciente, por lo que llegan a la conclusión de que David debe encontrarse en un plano astral de su mente. 

Ptonomy (Jeremie Harris), Syd (Rachel Keller) y Kerry (Amber Midthunder) intentan dar con su paradero recurriendo a personas que conocieron en el pasado a David. En primer lugar, visitan al doctor Poole (Scott Lawrence), donde la grabadora que utilizaba para sus sesiones les muestra recuerdos en los que David entraba en su casa para robar objetos ( con los que compran las drogas que consumían  Lenny y él en el anterior episodio). En esta escena conocemos uno de los motivos por los que David no quería que Syd viera su pasado, y es que mientras robaba, el doctor le sorprendió y él le atacó. 




Amy (Katie Aselton), descubre que en la habitación próxima a la que está retenida hay un hombre que está atravesando la misma situación que ella. Se trata del doctor Kissiger (David Ferry), quien trataba a David en el centro psiquiátrico de Clockworks (y por quien Amy preguntó en el segundo episodio, obteniendo como respuesta que nunca había trabajado allí ningún doctor llamado así). Ambos comienzan a hablar sobre David y si es posible que en realidad tenga poderes como sus captores confirman. Amy confiesa que deberían haberse dado cuenta de pequeña, pues hubo ocasiones en las que David hacía cosas imposibles, como ir de un lugar a otro de una manera demasiado rápida, o incluso conocer sus pensamientos. Durante la conversación, se hace mención a King, el perro de David. El doctor dice que David le habló mucho de su mascota, pero entonces Amy afirma que jamás tuvieron perro. ¿Quién es King?






Mientras tanto, Melanie (Jean Smart) y Cary (Bill Irwin) descienden hasta una sala en la que se encuentra una persona vestido de buzo. Descubrimos que se trata de Oliver (Jemaine Clement), el marido de Melanie, a quien ella pide ayuda.

Este misterioso personaje aparece también en el plano astral de  David, a quien indica que le siga. Después de la caminata, ambos se encuentran en una sala cubierta de hielo, momento en el que se quita la escafandra, revelando que se trata del extraño personaje que vimos al inicio del episodio. Ante las dudas de David sobre el lugar y cómo ha llegado ahí, Oliver le da una buena y una mala noticia. La mala es que no se encuentra ahí por el efecto de la droga suministrada para sedarle, sino que se ha perdido en su propia mente y está atrapado en este plano astral (donde por cierto, ha arrastrado a todas sus pesadillas, como el demonio de ojos amarillos). La buena noticia, es que el propio Oliver ya no está solo.




PtonomySyd y Kerry continúan con la búsqueda de personas cercanas a David que les puedan dar una pista sobre el modo de encontrarle. Visitan a su ex pareja (para incomodidad de Syd, quien recientemente se ha colado en un recuerdo donde vio a ambos teniendo relaciones sexuales). Ptonomy consigue una pista que le lleva hacia el doctor Poole, pero antes de marcharse Syd decide preguntarle por David, diciendo que es un conocido. Su ex dice que era un buen chico, pero que comenzó a relacionarse con alguien que no le convenían y dejó de lado su medicación. Y en este momento todos pensamos en su amiga Lenny, pero ¡sorpresa! no tenía una amiga, sino un amigo, Benny (Kirby Morrow).
Más misterios por resolver, ¿por qué David tiene en su mente recuerdos de una amiga?, ¿quién le ha hecho pensar tal cosa?, ¿quién es Benny? y ¿realmente existe Lenny?



El grupo se dirige a la nueva vivienda del doctor, dónde le dicen que David está en peligro y necesitan su ayuda. Él les confiesa que llegó a verle como un amigo, pero que le arruinó la vida. Por un instante piensas, ya está. El doctor se alió con la División Tres para vengarse del ladronzuelo de David... pero no, porque en realidad es el Ojo. La División Tres les ha tendido una trampa y casi son vencidos sino es por Syd, quien decide quitarse sus guantes para tocar al Ojo, intercambiándose y haciéndose carga de la misión. 





David está decidido a salir de ese lugar. Tiene que poner a salvo a su hermana, y quiere regresar junto a Syd. Tras despedirse de Oliver, David aparece en una habitación en la que se encuentra su amiga Lenny, a quien le explica su situación y la necesidad urgente de salir de ese lugar. Ella le confirma que también desea salir de ahí, pues si se encuentra en ese lugar es por él, ya que ella está en su mente. Le pide que mire una pantalla de televisión, en la que puede verse a Syd (en realidad se trata del Ojo) desmayada siendo transportada en una furgoneta de la División Tres. 

En ese momento David comienza a alterarse. Esto hace que se teletransporte y aparezca en el camino por el que está circulando la furgoneta. David rescata a la falsa Syd, a quien pide que corra mientras pone a salvo al resto del equipo y retiene a el Ojo. En ese momento, descubre que en realidad está reteniendo a Syd y que el hombre que tiene secuestrada a su hermana está huyendo. Intentan llegar a él pero en ese momento realiza un disparo dirigido a la pareja, que termina llegando a Kerry cuando esta se pone delante de la trayectoria de la bala. En Summerland, Cary cae inconsciente al suelo. Durante el episodio, durante escenas más calmadas en las que veíamos a los personajes desplazarse, explicaron cómo funcionaba el poder de ambos personajes.


Y si el episodio no ha tenido demasiados interrogantes, la última escena añade más. Mientras Syd y David miran atónitos la caída de Kerry, una mano aparece en el hombro de David. El demonio de ojos amarillos está ahí, con él. Pero al ver su cara ¡es Lenny!



Cada vez hay más incógnitas. Es cierto que la serie se toma su tiempo para narrar la historia, que todos estamos deseando saber más sobre los recuerdos de David, y por qué han sido modificados y no puede accederse a ellos. Y por supuesto, más sobre sus demonios. Pero por ahora el ritmo es el adecuado.