23/1/17

El cuento de la criada





El cuento de la criada (The Handmaid's Tale)
Margaret Atwood (Traducción de Elsa Mateo Blanco
Bruguera
477 páginas  | 2008






Publicada en 1985, y ganadora del premio Arthur C. Clarke en 1987, la novela presenta una sociedad marcada por el puritanismo, donde la mujer ha sido despojadas de cualquier forma de poder, libertad e independencia y donde es sometida a una severa vigilancia. 


Está narrada en primera persona por una mujer de la que sólo conocemos su edad y apariencia física. A través de su relato conoceremos cómo es la vida bajo el régimen actual, denominado Gilead, donde las mujeres han sido divididas en secciones dependiendo de su utilidad y cómo es en particular su vida como criada. En ningún momento dirá su nombre real, pues este le fue arrebatado y ahora responde al nombre de Defred, mostrando de esta manera al Comandante que pertenece ("de-Fred"). Su función es la de llevar una vida recatada y tener única y exclusivamente relaciones con su Comandante (siempre bajo la supervisión de Serena Joy, la Esposa) con el único fin de quedar embarazada y entregar el hijo a la familia. 

Cada punzada, cada murmullo de ligero dolor, ondas de materia desprendida, hinchazones y contracciones de tejidos, secreciones de la carne: son signos, son las cosas de las que necesito saber algo. Todos los meses espero la sangre con temor, porque si aparece representa una frustración. Otra vez he fracasado en el intento de satisfacer las expectativas de los demás, que han acabado por convertirse en las mías.


Con esta trama la autora va descubriendo el funcionamiento y organización en Gilead. Debido a la falta de nacimientos, siendo las mujeres las marcadas como estériles, un grupo de mujeres, denominadas Criadas, son las encargadas de una de las tareas más importantes para el régimen. Vestidas de rojo y de una manera casta para no llamar la atención de los hombres, los Comandantes y sus Esposas contratan sus servicios para ser fecundadas y así dar un nuevo miembro a la familia. Las Esposas, quienes visten con vestidos a rallas de varios colores, también han sido degradadas, pues dependen de sus maridos económicamente, y cargan con la culpa de ser mujeres "vacías" pues no pueden dar vida y por ello tienen que requerir de los servicios de las Criadas. También será asunto exclusivo de las mujeres el cuidado del hogar, que recaerá en las Marthas, ataviadas de colores verdes. 

Sorprende leer cómo recae en las propias mujeres la vigilancia, enseñanza y castigo en este nuevo sistema. En lugar de taparse entre ellas y continuar llevando una vida libre dentro de lo posible, son mujeres quienes se encargan de la educación en los centros (las Tías), y quienes ejerciendo su función con mano de hierro terminan quebrando al resto de mujeres, que ven su nueva realidad como algo justo y merecido, e incluso pueden mostrarse agradecidas por la nueva oportunidad.  En este aspecto destaca también la norma de las criadas de salir a la calle siempre acompañada de la criada de otra familia, de manera que una de ellas hace de espía de la otra, y cualquier transgresión será rápidamente denunciada.



Durante la narración de su vida presente, la protagonista irá recordando cómo era su vida junto a su pareja Luke y su hija, justo antes de que todo comenzara a cambiar para ella y el resto de mujeres. Recordará también cómo fue el proceso de cambio hasta llegar al centro, donde Moira será su gran amiga y confidente.



Es mi primer acercamiento a la obra de Margaret Atwood y ha sido una grata experiencia. A pesar de los horrores descritos en su distopía, donde la mujer no tiene permitido leer ni jugar a juegos de mesa (entre tantas prohibiciones), está escrito de una manera tan sencilla, empleando un vocabulario tan cercano e íntimo, que no podía dejar de leer la historia de la protagonista. Quería conocer su suerte, si el Comandante se apiadaba de ella, si conseguía ser libre, o si terminaría siendo denunciada por cualquier pequeño gesto. 





Hulu estrenará el 26 de abril la serie basada en la novela. Entre el elenco se encuentran Elisabeth Moss (Mad Men) dando vida a Defred, Joseph Fiennes (American Horror Story) interpreta al Comandante, Samira Wiley (Orange is The New Black) es Moira, Max Minghella (The Mindy Project) como Nick, Yvonne Strahovski (Dexter) es Serena Joy, y Amanda Brugel (Orphan Black) es Rita.



4 comentarios:

  1. Pues que ganas de esa nueva edición en Salamandra para leerlo, por que es una obra que siempre se ve recomendada y tiene buena pinta, además de probar a una autora muy conocida. Un abrazo^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hazte con el en cuanto salga! Estoy segura que te gustará!
      Besote

      Eliminar
  2. Este también fue el primer libro que leí de la autora y me gustó bastante, ya he leído otros y también me gustaron, así que estoy deseando leer más. Pero con tranquilidad ¿eh?
    ¡Y también esperando con impaciencia la serie!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El siguiente creo que será Alias Grace =)
      ¡Y la serie tiene una pintaza!

      Eliminar