6/10/16

El año de Gracia, de Cristina Fernández Cubas



El año de Gracia
Cristina Fernández Cubas 
Tusquets
188 páginas  | 1994

«En el siglo XX, en Europa», dice el narrador, «no queda lugar para tierras misteriosas ni anacrónicas aventuras robinsonianas.» Pero un joven seminarista, excelente traductor del griego y del latín, y absoluto ignorante de los códigos del mundo, se ve compelido a protagonizar una extraña peripecia.En El año de Gracia se reúnen muchos de los elementos de la novela clásica del género —tempestades, naufragios, una isla desierta e, incluso, un especialísimo y ocurrente salvaje.— pasados por el tamiz peculiar al mundo onírico de la autora.


En la quinta edición del Celsius 232, celebraba en julio de 2016, Cristina Fernández Cubas asistió como invitada para hablar de su obra. Desgraciadamente me perdí esta charla, pero los asistentes salían del auditorio emocionados hablando de unas "ovejas asesinas" y con un fuerte deseo de adquirir el libro. Mi curiosidad se desbordó, quería saber qué pasaba con esas ovejas, con ese libro y el motivo por el cual no lo había leído hasta este momento.


"El año de Gracia"(1985) fue el tercer libro publicado de la escritora, después de dos libros de cuentos publicados en la misma editorial,  Fernández Cubas se estrenó con una novela de ciencia ficción donde hace vivir a su protagonista toda una odisea. 


Pido perdón, al hipotético lector, por los frecuentes saltos de humor que jalonan, desde el inicio, el relato de mis andanzas.


Daniel, de 24 años de edad, abandona el seminario y se marcha a vivir con su hermana, Gracia. Tiempo después de mudarse, comienza a pensar que debería encontrar un trabajo para no depender de ella, pero entonces Gracia le ofrece un año. Un año para él, para viajar. El año de Gracia. Daniel viaja a París, donde se asienta durante un tiempo, hasta que descubre que su hermana continúa arreglando o manipulando su vida, y decide embarcarse hacia Glasgow.


En el barco comienza una nueva aventura. Con sus miedos hacia el resto de tripulación y los motivos por los cuales le permitieron viajar con ellos, siendo un desconocedor de la vida marítima. La narración da un giro inesperado cuando el barco naufraga, y Daniel se verá viviendo sólo en una isla. O al menos es lo que él piensa.


Tras mi primer encuentro con las apestosas ovejas y sus ritos macabros, quedé sumido en un enfebrecido sopor muy parecido al delirio. 


Daniel encontrará en la escritura de sus vivencias una manera de mantenerse cuerdo. Las situaciones a las que tendrá que enfrentarse para mantenerse con vida en la isla le pondrán en una posición compleja, donde miedo y locura jugaran un papel importante.

Por su narración en primera persona, como lectora he podido sentir ese malestar de verme atrapada en un lugar donde ocurren cosas que no puedo controlar o que me generan miedo e inseguridad. Cuando parece que nada más puede ocurrir en la historia, debido a su extensión, sucede. La autora ha conseguido crear armonía entre todos los elementos que aparecen en la novela, al igual que dotarla de mucho ritmo. Como lector es complicado abandonar sus páginas y no leerla de una sentada.




Cristina Fernández Cubas  es periodista y escritora, destacando en relato breve. Entre sus publicaciones de cuentos se encuentra "Mi hermana Elba" (Tusquets Editores, 1980), "Los altillos de Brumal" (Tusquets editores, 1983), "El ángulo del horror" (Tusquets Editores, 1990), "Con Agatha en Estambul" (Tusquets Editores, 1994) y "Parientes pobres del diablo" (Tusquets Editores, 2006),  Entre sus novelas se encuentran además "El columpio" (Tusquets Editores, 1995) y "La habitación de Nona" (Tusquets Editores, 2015). 


2 comentarios:

  1. Que ganas de leerlo de una vez, fijo que no será lo único que leamos de esta autora :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya nos dirás que tal la lectura :) Que creo que eres el único sin leerla ¿no? :p

      Eliminar